EL COFRE DE MONEDAS DE ORO DE CHALINGA

Había una vez un caballero llamado Serafín, que vivía en calle Huérfanos,

el cual tenía un cofre muy antiguo, que había desenterrado en Chalinga, nunca a
nadie le había dicho que contenía el cofre, sólo él lo sabía, pero una noche, unos
niños jugando a la escondida llegaron a su casa y vieron por un orificio que don
Serafín estaba conversando con un grupo de indios diaguitas, que salían del cofre
y le entregaban siete monedas de oro.
Muy temprano al otro día fue a comprar, ya que todos los días el cofre le daba
monedas de oro.

Comentarios